El camino desde Casa Dahlia hasta Algarrobo (donde encontrarás las mejores tapas del país) discurre sobre todo por carreteras asfaltadas, aunque una pequña parte del mismo son caminos de tierra con bastantes baches. Aun con todo, es bastante fácil conducir por ellos, por lo que ni siquiera en invierno, una estación en la que llueve bastante, se necesita un vehículo todoterreno. En los casi 4 km de trayecto desde la casa hasta Algarrobo se suben unos 360 metros de altitud, de modo que los caminos son algo empinados. Después de que recibamos el pago, te llegará una descripción de cómo llegar en un archivo PDF para que puedas encontrar el camino a la casa de vacaciones de forma segura, incluso por la noche.

La ubicación de este alojamiento es muy agradable y digna de mencionarse. No solo gozarás de total privacidad y tranquilidad, sino que también estarás protegido del viento sin renunciar a la cercanía y a las vistas del Mediterráneo (a aprox. 5 km), de Sayalonga, y de las montañas de la Axarquía. Pasa unas vacaciones fantásticas en un lugar apartado y a la par a un tiro de piedra (a unos 30 minutos) de una ciudad española absolutamente digna de visitarse: Málaga. También se pueden hacer excursiones de un día a Granada (a unas 1,5 horas), a Sevilla y Córdoba (cada una alrededor de 2,5 horas), al pueblo más hermoso de Andalucía: Frigiliana (a alrededor de 30 minutos), a la tercera zona de esquí más alta de Europa: Sierra Nevada (a unas 2 horas) y, por supuesto, a Marbella (1,5 horas de distancia).

En las dos fotos de abajo se puede ver el ascenso o descenso a Casa Dahlia, que lleva desde el último tramo del camino de tierra a través de una gran puerta de entrada de hierro hasta Casa Dahlia. La puerta de entrada se abre y cierra automáticamente por control remoto. Alrededor de una vez a la semana Gabriel viene a limpiar la piscina y a cuidar el jardín, pero por lo demás no se le molesta aquí.

<< Pagina de inicio En el exterior II >>
Views: 144074    Visits: 97856     Letzte Buchung am: 25.04.2024